PEGGING

Qué es y cómo se practica

Pegging - Una práctica en auge en parejas heterosexuales!

¿Qué es el pegging?

Pegging es una práctica sexual en la que una mujer practica el sexo anal con un hombre al penetrar el ano del hombre con un consolador con correas. Esta práctica también puede implicar la estimulación de los genitales masculinos.

El pegging, se caracteriza por se una práctica sexual que la realizan parejas heterosexuales.  Como decíamos, suele contener la imagen de una mujer heterosexual, proveyendo sexo anal a su también heterosexual pareja hombre. Pero es, sin duda, una práctica que va más allá de la sexualidad y los sexos. De hecho, incluso hay arneses preparados para que los hombres puedan portar un segundo pene y brindarle a su pareja mujer doble penetración (quizás te interese conocer más sobre ésto).

¿Por qué una mujer querría hacer pegging?

Puede que la primera imagen que se nos aparezca en la mente es la de la mujer que quiere dominar a su pareja. Pero lo cierto es que los tiempos han cambiado, y la mayoría de las mujeres que practican y aman el pegging es porque conocen sobre lo  placentero que es el sexo anal.
Además, la excitación se duplica gracias a las posibilidades y comodidad que nos ofrecen los arneses y vibradores específicamente diseñados para incrementar el placer anal.

Además hoy en día existen vibradores dobles que permiten a la mujer poder penetrar a su hombre y a la vez ella misma recibir penetración tambien. Este tipo de accesorio hace que el disfrute en la pareja sea equitativo y las fantasía en él de ser penetrado por su chica y en ella de tener un pene para penetrar y a la vez obtener un orgasmo vaginal es totalmente cubierta!. 

¿Por qué un hombre querría practicar pegging?

Por supuesto, también por representar aquellas fantasías, en este caso, de sumisión. Pero, ante todo, porque los hombres conocen los beneficios, en términos de salud y placer, que tiene el masaje de próstata. Se sabe ya que el punto G del hombre está en la próstata y la estimulación de ella provoca orgasmos y niveles de satisfacción supremos. Además, hombre que probó la estimulación anal en algún momento, por besos negros o por un dedo introducido, sabe que es placentera. 

Mucho más se incrementa si esos intensísimos placeres los obtienen directamente del coito con sus parejas. No solo crecerá la complicidad, sino que el gozo se quintuplicará.

Esta práctica vuelve al hombre heterosexual en homosexual?

De ninguna manera, esta práctica no te hará homosexual. La homosexualidad no se activa ni se despierta por el simple hecho de recibir estimulación anal, son muchas más cosas las que tienen que ver con el tipo de orientación sexual.

Realizar pegging con tu pareja afianza la complicidad, aumenta el placer y el deseo en sobremanera y afianza la relación en otros niveles.

¿Cómo se practica sexo con arneses?

Con respecto a las posturas sexuales, evidentemente, depende de las que más te exciten y más comodidad encuentres, pero recomendamos el clásico perrito porque otorga un mayor control de la penetración. Además, si en vez de un dildo (ver dildos), usás un vibrador anal (ver vibradores anales), podés masturbar a tu pareja mientras el juguete erótico cumple con su función de estimulación. La ventaja es que podés usarlos en mínima potencia a modo de agradable masaje anal, o a la máxima intensidad para provocar los mejores orgasmos.

Recomendaciones para practicar el Pegging

1) Comunícate en cada paso del camino.

Antes de hacer nada, vos y tu pareja deberían tener una conversación seria sobre intentarlo. Si es parte de una fantasía, independientemente si es de uno o de ambos, es importante que lo hables de manera clara con tu pareja en todo momento: antes, durante y después.

 2) Desarrollarlo.

Por emocionante que sea intentar algo nuevo en el dormitorio, debes gatear antes de poder caminar. No deberías saltar a la penetración anal receptiva de inmediato y/o empezar con algo muy grande. Tienes que trabajarlo primero para que sea perfectamente placentero. La dilatación y estimulación anal requiere de tiempo, relajación, paciencia, lubricación, etc. Sin dudas, cada uno de estos procesos, si los sabes llevar a cabo, son también placenteros para quien lo hace como para quien lo recibe. Para ello te recomendamos comenzar la estimulación y dilatación con un plug anal (ver opciones en plug)

 3) Compre las cosas correctas.

Para llevar a cabo esta practica son imprescindibles 3 cosas: el consolador adaptable a cinturón, un arnés para sostenerlo y un buen lubricante anal.  Suelen conseguirse por separado o en una sola pieza, lo ideal es que compres uno que te permita regularse en el ajuste y poder a futuro intercambiar el consolador, de ese modo podrás colocarle uno del tamaño que desees probar.

 4) Usa mucho lubricante.

Debe usar una tonelada de lubricante sin importar qué tipo de juego anal está tratando, pero en especial es importante cuando se realiza el pegging. Elija un lubricante que sea seguro para su consolador y si es además exclusivo para sexo anal, mucho mejor.

Ahora bien, contanos si tenés ganas de cumplir este tipo de fantasía, si te interesaría que ésta sea una práctica sexual a incluir con tu pareja, o si ya los has hecho? Te leemos… 

Ir arriba
Consultar...
Hola! Necesitas Asesoramiento?
Hola! 👋 Bienvenid@ !
No te quedes con dudas, dime... en que puedo ayudarte?