Sexo Anal

Cómo Convencer a tu Pareja para hacerlo

Cómo convencer a tu pareja de tener sexo anal

Temón! no? 

Cuantas veces te pasó que en pleno acto, tiras la «solicitud» y tu pareja con un simple –no no no no… te corta la fantasía y te la baja al sótano! Esta situación es más común de lo que crees y tiene mucho que ver con cuestiones generacionales, culturales y de formación social. Miedo al dolor, a lastimarse, tabú de hacer algo malo e inaceptable o anormal, asco, incomodidad ante una posible situación escatológica… son algunas de las razones de esos «no no no no…»

Muchas deben ser las respuestas y técnicas que se crean, implementan y descubren para dar respuesta a éste interrogante. Cuántos tienen ya su propio speach para lograr conseguir el trofeo, verdad? 

Pero lo cierto es que son varias las cuestiones a considerar llegado el momento de querer practicar el sexo anal con tu pareja por primera vez. Tanto si eres quién va a penetrar como quién será penetrada/o.  Sin dudas, la más importante de ellas es el nivel de confianza y disposición que tengan cada uno de los miembros de la pareja para con el otro; tanto para pedir hacerlo como para llevarlo luego a la práctica. Es fundamental conocerse y confiar en que ambos van a estar considerándose y cuidándose el uno al otro

Creemos que no hace falta aclarar que de lo forzado no sale nada bueno,no?. Es decir, si un integrante de la pareja no accede a la práctica del sexo anal con voluntad, deseo, ganas, etc…, y sólo lo hace por «complacer al otro», no va resultar en nada positivo.

El sexo anal, además de ser una fantasía por muchos compartida, requiere de confianza, de paciencia, de una estado de relajación y entrega mayor . Si necesitas «convencer» a tu pareja para poder hacerlo ya está claro que tu pareja no tiene el deseo, o no confía lo suficiente en que vas a cuidarla, o sencillamente no tiene ganas de hacerlo porque siente que no va a disfrutarlo, no le va va a gustar …  Ante ésta situación, pues armate de comprensión, paciencia, amor, deja de ser insistente, evidente y vuélvete más sensual, cariñoso/a, y sugerente. En pleno acto sexual, no vallas como un loco/a al ano, sólo pasa por él como quien quiere la cosa y dejala/o sentir, que sus ganas de a poquito surjan solitas…

Por lo que amigo/a mio/a… Hablar de técnicas no me parece lo más acertado… Más aún, no se trata de convencer, sino de que exista el deseo de querer hacerlo. Antes de buscar argumentos para «convencer» a tu pareja, concéntrate en «despertar» en ella el deseo… Y si tenés ganas de ser penetrada/o analmente pero también miedo, entonces concéntrate en conocer mejor tu cuerpo, estimulándote y leyendo tus sensaciones al hacerlo, así tus miedos se irán y aparecerá el placer.

Por tanto, aquí van algunos consejitos y cositas a considerar:  

Punto 1: Reconocer que tu DESEO sexual no tiene que ser el mismo que tu pareja. Que no quiera ahora no significa que nunca querrá, o que no te quiere a vos, o que no lo hace porque le da miedo el tamaño de tu pene, etc… Identificá si es falta de deseo, miedo o simplemente no le gusta la idea y ni le interesa... Eso te va a servir para saber cómo seguir…

combo ideal para comenzar

Punto 2: Antes de que un PENE o un juguete erótico se introduzca en tu ano, aprende a conocer la zona… genera estimulación suave en el área con besos, lamidos, introduciendo un dilatador suave o a penas el dedo (siempre usando lubricante para eso)… y hazlo como algo más del todo y no como es eso lo único que voy a hacer ahora. Busca que sea un momento donde estén al tope de la excitación y no quede más remedio que seguir sintiendo. Un ejemplo de ello, es cuando estás besando la boca y tus manos van hacia sus nalgas. ¡Juega también con sus sensaciones pero que no se te olvide, que se trata de un proceso! De ese modo, lograrás reconocer la reacción ante las sensaciones, el estímulo, y evaluar si vas por buen camino o debes seguir probando modos de estimular. 

Si sos quien va a recibir, pues entonces tócate, acaríciate el ano y las partes cercanas para generar mayor placer y lee tu cuerpo, lo que sentís al hacerlo, las nuevas sensaciones que eso te produce… Acostumbrar al cuerpo a dichas sensaciones es importante si quieres que el deseo vaya extendiéndose. 

Siempre un buen lubricante especial para anal y un plug dilatador, van a ser aliados en conseguir estos objetivos! Consideralos 

[dale click aquí si querés ver opciones de lubricantes y juguetes sexuales para sexo anal]

3. -Introduce un dedo con LUBRICANTE a base de agua y concéntrate en la sensación. Si te animas un poquito más, un plug dilatador anal es ideal para ir descubriendo el placer que brinda ir dilatando suavemente y despacio el ano

Esto puedes hacerlo a solas para que te des cuenta de cómo te sientes al hacerlo y ya cuando sientas mayor CONFIANZA y hayas ubicado el punto exacto de placer, sorprende a tu pareja sin decirle nada con el plug ya puesto. Eso enloquece a los hombres! Recomendación, utiliza un plug diltador de acero quirurgico con piedra preciosa en la base o uno de cola de conejito… 

 

 Una vez tu PAREJA te vea que en pleno encuentro sexual te estás masturbando analmente, y sientes placer; su mente reaccionará ante la novedad de tus sensaciones…

 

 

Si tu pareja no quiere tener SEXO ANAL, ya llegará el momento. No te esfuerces en quererla convencer sino mejor concéntrate en los modos de estimular el deseo para que pierda los miedos y tabúes que pueda llegar a tener. Recuerda que su CONFIANZA, lo generacional y sus experiencias van a condicionar siempre su apertura a nuevas sensaciones y placeres.  No seas insistente ni evidente en tus peticiones, es mejor siempre la insinuación !

Aquí te armamos una selección de «accesorios y lubricantes para sexo anal» que sin dudas te serán muy útiles para esa estimulación y lograr disfrutar de ésta práctica de un modo totalmente placentero. [ver]

Ahora bien, si tenés una técnica o truquito que quieras compartirnos de cómo «convences» a tu pareja de tener sexo anal hacelo en los comentarios… te leemos!

Ir arriba
Consultar...
Hola! Necesitas Asesoramiento?
Hola! 👋 Bienvenid@ !
No te quedes con dudas, dime... en que puedo ayudarte?